El loto nace en el fango, atraviesa el agua y florece puro.

De la misma forma, sea cual sea nuestra situación, podemos avanzar en el camino,
y florecer para beneficio de los demás.

Foto: Martín (Thupten Chophel)
nenufar

PORTADA

ZONA PRIVADA


meditacion vigo


PROYECTOS

FUNDACIÓN CASA DEL TÍBET

GRUPO KALACHAKRA

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA

¿QUIÉN SOY?


contacto v
tel v 630448980
facebook v facebook
youtube   canal de vídeo
  twitter
  google+

ROSALÍA DE CASTRO Y EL BUDISMO


ALGUNOS TEXTOS DEL
DALAI LAMA


MULTIMEDIA


RINCÓN DEL BUDISMO

 

 


Sobre los sueños

 

Por Martín (Thupten Chophel)

Martin Los sueños sueños son. No hay que darles mucha importancia y no se crea karma durante los sueños. Eso sí, si has hecho algo malo en sueños y luego al despertarte te acuerdas y te regocijas, sí creas mal karma.

Hay determinados sueños que a veces se repiten y que son muy claros y en las últimas horas de la noche, cerca del amanecer, que pueden ser indicativos de algo y a los que les tienes que hacer caso pues pueden ser importantes.

También puede suceder que durante el sueño veas a alguien destruyendo o escondiendo tus símbolos sagrados y eso te puede indicar que debes protegerte de esa persona durante el día.

Respecto a si son karmas de vidas pasadas, pues puede ser, pero no siempre los sueños son debidos a karmas de vidas pasadas. Piensa que si haces dedicaciones de méritos por el día para algo en concreto pueden cristalizar por la noche conectándote con nuevos seres y lugares, nuestra mente es super amplia y poderosa, y por supuesto también los actos no virtuosos que hemos hecho en esta vida pueden determinar los sueños que tengamos. Muchas personas que no conocen al Dalai Lama sueñan con él, es el poder increíble del Dalai Lama y de su mente de compasión, amor y sabiduría.

Hay gente que se esfuerza mucho en controlar los sueños y hacer acciones de poder o milagrosas durante ellos. Por mi experiencia, alguna vez he conseguido hacer algo en un sueño, pero no creo que sea lo más importante. Ahora me preocupo de practicar con intensidad durante el día con los Budas o con cualquier ser que me acompañe, de tener buen corazón y sabiduría, y durante los sueños también mi mente crea muchas veces virtud, pues si nuestra mente está acostumbrada a hacer algo por el día, en el sueño algunas veces también lo hará. En resumen le doy más importancia al día que al sueño, y así el sueño también va mejor. Creo que la recitación de los 4 inconmensurables, si la haces con intensidad durante el día, te hace estar abierto a todos los seres e intentar ayudarles bien sea despierto o en sueños y si aplicas la sabiduría que comprende la ausencia de autoexistencia de los fenómenos y del yo, te sientes protegido, y ves todo como karmas que van madurando.

Antes era feliz en sueños, si me encontraba con los seres cercanos o maestros, pero ahora empiezo a sentir que he ampliado mi campo y los seres que me encuentre, sean cuales sean son importantes y las situaciones que se me presenten también son importantes. Debo aplicar el mayor tiempo posible durante el día, amor, compasión o bien sabiduría y todo ello impregnado por la mente de renuncia al samsara y buscando el despertar para el beneficio de todos los seres.

Si crecemos en nuestro nivel espiritual, ese es el tronco, los sueños serán una rama del árbol, que podemos hacer que crezca con firmeza y con buenos frutos. El signo de estar bien adiestrado es que incluso distraídos practicamos la virtud, y en sueños también lo hacemos. No nos debemos preocupar por tener sueños descontrolados, sino aplicarnos con más diligencia a la práctica diaria, para que así poco a poco en estos sueños podamos orientarnos hacia la virtud. Antes de dormir podemos motivarnos con la mente de la Bodhichita y los 4 inconmensurables o bien repasar las instrucciones sobre la sabiduría. Constancia en nuestras meditaciones durante el día, ilusión y confianza en el camino, son pues la llave a un sueño más claro y virtuoso, preocupándonos más de nuestra actitud en el sueño que de que todo sea bello y precioso.

Según diferentes tradiciones budistas tibetanas tántricas, todo lo que percibimos es la tierra pura de nuestra deidad y todos los seres son la deidad, o la naturaleza luminosa de nuestra mente, o es la manifestación de los 3 cuerpos de Buda, entonces si seguimos alguna de estas tradiciones, debemos practicar así de día y en sueños. En todo caso en estas tradiciones es necesario seguir con devoción al maestro tántrico de quien hemos recibido esa enseñanza para tener algún tipo de realización, y no todo el mundo tiene mérito para conectar con un maestro tántrico “verdaderamente cualificado” o no está preparado para practicar esa enseñanza, pues se debe empezar el edificio por la base. El Tantra sin una gran base y experiencia en el camino es peligroso y puede llevar a malos renacimientos.

Si pasamos una época de la vida en que estamos desorientados y nuestro maestro está lejos y no le podemos consultar lo qué debemos hacer directamente, podemos durante el día e instantes antes de acostarnos, pedir con devoción a nuestro maestro que nos guíe en sueños, y posiblemente alguna de esas noches se os aparecerá y os guiará.

Nada más, sólo desearos: ¡FELICES SUEÑOS!

Bookmark and Share  

ECOLOGÍA Y BUDISMO


BUDISMO Y CRISTIANISMO


LA MENTE Y LA SOCIEDAD

 

 

v