El loto nace en el fango, atraviesa el agua y florece puro.

De la misma forma, sea cual sea nuestra situación, podemos avanzar en el camino,
y florecer para beneficio de los demás.

Foto: Martín (Thupten Chophel)
nenufar

PORTADA

ZONA PRIVADA


meditacion vigo


PROYECTOS

FUNDACIÓN CASA DEL TÍBET

GRUPO KALACHAKRA

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA

¿QUIÉN SOY?


contacto v
tel v 630448980
facebook v facebook
youtube   canal de vídeo
  twitter
  google+
  canal de vídeo

ROSALÍA DE CASTRO Y EL BUDISMO


ALGUNOS TEXTOS DEL
DALAI LAMA


MULTIMEDIA


RINCÓN DEL BUDISMO

 

 


EL MÉTODO: Causa para conseguir el cuerpo de entrega a los demás, (Rupakaya), de un Buda:

Por Martín (Thupten Chophel)

 

A veces tengo la impresión de que la imagen que tiene mucha gente de un Budista, es la de alguien con mucha sabiduría que se aleja del mundo y vive sólo para su propio beneficio.

 

Por desgracia esto sucede en muchos casos, y así las personas que hacen esto, no pueden desarrollar la Iluminación Completa, aunque sí pueden llegar a la liberación de la existencia cíclica o samsara, que no es el logro definitivo.

 

Parece que tiene sentido pensar que si no interactuamos con los demás, no trabajamos para su beneficio, no les enseñamos un camino, entonces nuestro continuo mental, no tendrá, valga la redundancia, una continuidad y no se manifestará para el beneficio de todos los seres, por lo tanto no podremos nunca ser un Buda o Ser Despierto, pues los Budas se manifiestan siempre con el Darmakaya para su beneficio personal, pero también con el Rupakaya para el beneficio de todos los seres. Sin el Rupakaya no se es un Buda. El Rupakaya es de 2 tipos: un cuerpo de luz o Sambogakaya, sólo visible a seres muy evolucionados, y un cuerpo físico visible a todos los seres cercanos o Nirmanakaya.

 

En esencia este Rupakaya es fruto de la entrega a los demás seres a través de nuestras acciones de cuerpo, palabra y mente, durante nuestra vida y muchas vidas previas. Es necesario por tanto entregarse a los demás de diferentes maneras: aliviando el sufrimiento ajeno directamente, (doctores, dar de comer al necesitado, etc), estudiando y enseñando el camino para evolucionar, eliminando negatividad y obstáculos, etc,…

 

El Método es una de las 2 alas que necesitamos para volar, la otra ala es la sabiduría, pero sí se debe decir que sólo con la sabiduría no podemos ir en el camino espiritual si queremos llegar hasta el final.

 

De este modo debemos ya desde ahora entregarnos a alguna de las formas que indiqué antes a ayudar a los demás, no importa la situación en la que estemos, siempre hay algo que es posible que hagamos por alguien, una sonrisa, un regalo, un buen consejo, un buen deseo, una colaboración con los pobres, estudiar darma, recibir enseñanzas, proteger al desprotegido. No digáis que esto es mucho para mi, yo no puedo hacer nada por los demás, pues en muchas ocasiones sí hay alguna pequeña cosa que podemos hacer y esto nos hará evolucionar mucho más rápido, pues entramos en el Gran Vehículo Majayana del Budismo y plantamos la semilla de la Iluminación Completa.

Bookmark and Share  

ECOLOGÍA Y BUDISMO


BUDISMO Y CRISTIANISMO


LA MENTE Y LA SOCIEDAD

 

 

v