El loto nace en el fango, atraviesa el agua y florece puro.

De la misma forma, sea cual sea nuestra situación, podemos avanzar en el camino,
y florecer para beneficio de los demás.

Foto: Martín (Thupten Chophel)
nenufar

PORTADA

ZONA PRIVADA


meditacion vigo


PROYECTOS

FUNDACIÓN CASA DEL TÍBET

GRUPO KALACHAKRA

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA

¿QUIÉN SOY?


contacto v
tel v 630448980
facebook v facebook
youtube   canal de vídeo
  twitter
  google+
  canal de vídeo

ROSALÍA DE CASTRO Y EL BUDISMO


ALGUNOS TEXTOS DEL
DALAI LAMA


MULTIMEDIA


RINCÓN DEL BUDISMO

 

 


La Inspiración de los Maestros:

Por Martín (Thupten Chophel)

 

Escribo estas palabras en reconocimiento a todos mis maestros y maestras, tanto Budistas como no Budistas, que me han inculcado ideales, que me han dado sabiduría, compasión y amor. Especialmente destaco a S.S. el Dalai Lama y a mi madre, que aunque no es Budista, pues es Cristiana, ha sido y es fuente de inspiración constante para mi.

 

Desde el punto de vista del Budismo Tibetano, la figura del Maestro cobra una especial relevancia. No tan sólo es importante acceder a las enseñanzas de Buda, sino que además recurrimos al Maestro para que nos de una bendición especial, fuente de las realizaciones y experiencias.

Esta Bendición llamada Bendición del linaje la explico de la siguiente forma:

Cuando somos pequeños, nuestros padres son las personas con las que tenemos más contacto, ellos nos educan o maleducan, pueden ser compasivos, sabios o agresivos y estúpidos. En todo caso, este contacto con nuestros padres, nos afectará por mucho tiempo, pues su energía ha contactado con nuestro continuo mental, y nuestro continuo mental ha percibido su energía y ha quedado en cierta forma registrada, grabada. No son sólo las palabras y los actos, sino la energía con las que nos las dijeron o actuaron nuestros padres. Esta impresión o huella queda definitivamente y luego somos nosotros quienes decidimos si alimentamos más o menos estas figuras y energías paternas y maternas, o si nos apoyamos más en otras personas que pasan a sustituir a nuestros padres, aunque esta energía recibida no la perdemos del todo, aunque no la alimentemos. Podemos decir claramente que tenemos algo de la energía de nuestros padres en nosotros, aunque ya no estemos en contacto con ellos o no alimentemos lo que nos han dicho o hecho. Esto es el poder de la interdependencia. De la misma manera y gracias a que tenemos esta energía registrada, también podemos transmitirla consciente o inconscientemente, por tanto otra persona y a través de nosotros puede estar en contacto con la energía de nuestros padres, sin ni siquiera conocerlos.

Pues bien, si un ser espiritualmente desarrollado, como por ejemplo el Buda que nació hace algo más de 2500 años, ha transmitido palabras y actos, pero también una energía con sus palabras y actos. Esta energía sólo la han recibido las personas que tuvieron la fortuna de estar en contacto con Él, y aunque no fueran seres desarrollados, también pueden transmitirla bien a través de palabras o de actos.

Lo que quiero decir con esto, es que no llega con leer libros sobre Budismo por ejemplo, o sobre meditación, además, es necesario que nos llegue la Bendición del linaje, de Maestro a discípulo desde el origen, por ejemplo el Buda. Por ello, cursos de Meditación a distancia, tan de moda hoy en día, no valen para nada más que para un avance muy superficial y una mínima evolución, pues sólo aprenderemos intelectualmente las meditaciones, pero nunca nos llegará su energía y por tanto no obtendremos su fruto o realización. También en lo que respecto al Budismo, debemos estar en contacto con Maestros con la Bendición del Linaje, y procurar recibir las transmisiones orales e iniciaciones con esta Bendición del linaje, en contacto directo.

Quizás, con mi experiencia de años de explicar Meditación y Budismo, veo que la mente Occidental, dispersa en mil cosas sin sentido y tan racional, es reacia a aceptar esta clave importantísima en la evolución y darse cuenta, que debe buscar estas transmisiones con las Bendiciones del Linaje. Lo explico frecuentemente y hay mucha gente incrédula pues no puede palpar y tocar algo y eso le lleva a negarlo. En todo caso la única forma de que comprobéis esto, es que recibáis y practiquéis instrucciones con la Bendición del Linaje y así os daréis cuenta de que la evolución empieza a ser verdadera.

 

Estas palabras son profundas, llenas de sabiduría y de experiencia directas, por favor no os las toméis a risa, y abriros a la dimensión maravillosa de las Bendiciones sutiles del Linaje. Por tanto buscad, si sois Budistas, Maestros que sean puros, que actúen con una energía que conecta con la vuestra, y que tengan riqueza de transmisiones orales e iniciaciones. 

Bookmark and Share  

ECOLOGÍA Y BUDISMO


BUDISMO Y CRISTIANISMO


LA MENTE Y LA SOCIEDAD

 

 

v