El loto nace en el fango, atraviesa el agua y florece puro.

De la misma forma, sea cual sea nuestra situación, podemos avanzar en el camino,
y florecer para beneficio de los demás.

Foto: Martín (Thupten Chophel)
nenufar

PORTADA

ZONA PRIVADA


meditacion vigo


PROYECTOS

FUNDACIÓN CASA DEL TÍBET

GRUPO KALACHAKRA

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA

¿QUIÉN SOY?


contacto v
tel v 630448980
facebook v facebook
youtube   canal de vídeo
  twitter
  google+

ROSALÍA DE CASTRO Y EL BUDISMO


ALGUNOS TEXTOS DEL
DALAI LAMA


MULTIMEDIA


RINCÓN DEL BUDISMO

 

 


"La mente hermosa"

"Khensur Tamding Gyatso Rimpoché"

MartinEl mensaje principal del budismo es el altruismo basado en el amor y en la compasión. Estas son las cualidades y valores humanos esenciales. Nos dan fuerza y abren nuestra puerta interior. Esto nos permite comunicar con más facilidad y crear cierta base para la amistad con los demás. Quienes practican el amor y la compasión sienten mucha más felicidad interna, más paz y pueden desarrollar un respeto mutuo, armonía y confianza con otra gente.

Cuando hablamos sobre la importancia de la compasión y el amor, algunas personas piensan que esto es un asunto religioso. Pero yo creo que tanto si uno es creyente como si no lo es, mientras se desee felicidad, mientras se desee ser buenos seres humanos en el mundo, necesitamos del amor y la compasión, lo que significa un buen cerebro y un buen corazón. Así pues, cuando nos involucramos en cualquier actividad, no debemos propiciar uno e ignorar el otro sino que debemos tratar de utilizar los dos.

Debido a las distintas naturalezas y requisitos humanos en diferentes lugares y en diferentes épocas han aflorado distintas religiones. En cualquier caso, todas las religiones más importantes, y en cuanto al amor y a la compasión se refiere, tienen el mismo mensaje. Aunque la forma de presentar el amor, la compasión puede ser diferente.

Según el budismo, la compasion no debe ser entendida como simpatía o como un simple sentimiento de proximidad y tampoco debe entenderse en términos de piedad, lo que implicaría un sentimiento de superioridad hacia los demás, sino que debe basarse en una apreciación correcta, en un sentimiento de responsabilidad. Todos sentimos compasión pero la compasión que tenemos por nuestros familiares y amigos, a menudo está mezclada con el apego. La razón de ello es que mientras que esa persona permanezca como un amigo cercano, nuestra actitud positiva permanece. Pero tan pronto la actitud de la persona cambia, nuestros sentimientos hacia esa persona también cambian y ya no sentimos más compasión. La compasión genuina es aquella en la que no importa que esta persona sea cercana o lejana, no importa que esta persona esté enfrentándose a problemas y que tenga sufrimiento, esta persona tiene el mismo derecho que tengo yo para superar todos los sufrimientos. Así pues, la compasion y el amor verdaderos deben estar basados en la lógica y en una buena comprensión y no surgir del apego y la ignorancia.

Bookmark and Share  

ECOLOGÍA Y BUDISMO


BUDISMO Y CRISTIANISMO


LA MENTE Y LA SOCIEDAD

 

 

v