El loto nace en el fango, atraviesa el agua y florece puro.

De la misma forma, sea cual sea nuestra situación, podemos avanzar en el camino,
y florecer para beneficio de los demás.

Foto: Martín (Thupten Chophel)
nenufar

PORTADA

ZONA PRIVADA


meditacion vigo


PROYECTOS

FUNDACIÓN CASA DEL TÍBET

GRUPO KALACHAKRA

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA

¿QUIÉN SOY?


contacto v
tel v 630448980
facebook v facebook
youtube   canal de vídeo
  twitter
  google+

ROSALÍA DE CASTRO Y EL BUDISMO


ALGUNOS TEXTOS DEL
DALAI LAMA


MULTIMEDIA


RINCÓN DEL BUDISMO

 

 

El poder de la meditación

(Revista ciento por uno, Navidad 2008)

Por Martín (Thupten Chophel)

MartinMeditación significa familiarizarse con los aspectos positivos de nuestra mente. A través de la meditación, por lo tanto podemos transformar nuestro cuerpo, palabra y mente y conseguir que cada vez sean más perfectos, acercándonos al ideal de compasión, amor y sabiduría, acercándonos a Dios y al prójimo, al Despertar o Iluminación para beneficio de todos los seres, a la felicidad más sublime, a la Santidad.

Debemos, lo primero, darnos cuenta, que cambiamos continuamente, que el contacto con influencias o amistades positivas nos hacen avanzar y el contacto con influencias o amistades negativas nos hacen ir para atrás. Los libros que leemos nos influyen, los lugares donde estamos nos influyen también. De esta forma podemos confiar, en que si tenemos el potencial de cambiar cada instante, ¿por qué no podemos utilizarlo para mejorar y transformarnos a mejor?. Realmente es posible. Si yo pongo causas en una dirección, se producirá un efecto en esa dirección.

Ahora bien, las causas para mejorar nuestro estado mental, para ser más compasivos, tener más amor y ser más sabios, deben provenir en gran medida de la mente, pues la mente se transforma principalmente con la mente. Así puede surgir en nosotros el convencimiento de que la meditación nos puede beneficiar en nuestro caminar. Después de lograr este convencimiento, viene el siguiente paso: ¿En qué meditar?. ¿Cuál es la verdadera sabiduría, el verdadero amor y la verdadera compasión?. Os responderé con mi humilde y poco versada opinión.

La sabiduría es, si somos cristianos, entregarnos a Dios, viendo a Dios en todos los seres y criaturas del Universo, en la Naturaleza, respetando a todos enormemente. Si nos entregamos a Dios siguiendo sus designios y adaptándonos a lo que nos rodea como si fuera parte del mandato de Dios, desarrrollaremos el Amor Universal por todos los seres y una paz mental y felicidad indestructibles.

Hay otras formas de desarrollar esta sabiduría, que van mejor a mucha gente, en las que el concepto de Dios no tiene tanto tirón. Se puede desarrollar sabiduría, reflexionando en los instantes que hemos perdido nuestro concepto de Ego, de Yo. El Yo se ha disuelto por un momento. Por ejemplo, paseando por la naturaleza o viendo el mar, podemos sentir que no hay fronteras entre el mar y nosotros, entre el viento y nosotros. Podemos ir a un concierto de música, y escuchando a un violinista por ejemplo, podemos diluirnos y entnregarnos a la escucha de la música sin poner fronteras entre el violinista y nosotros. Podemos ir a correr por la naturaleza y de repente no darnos cuenta de quien ha dado los últimos pasos, hemos perdido el concepto de yo y del tiempo durante unos segundos. Hay muchos ejemplos que pueden ilustrar esta sabiduría del no Yo. Reflexionar en estos instantes y procurar tenerlos presentes en nuestra vida cotidiana, nos da una enorme humildad y nos abre al Amor a todos los seres, incluído a los que se aferran a un Yo, al Egoísmo sin límites, y que se estrellan una y otra vez contra el mundo intentando ponerlo a su disposición, y no poniéndose ellos a disposición del mundo, creando infelicidad a su alrededor y viéndose cada vez más solos, en su búsqueda de poder y de dinero.

La Compasión, es querer aliviar el sufrimiento de los seres, no es sólo con los amigos o familia, es con todos los seres. Bien ilustra esto, el ejemplo de la Madre Teresa de Calcuta. Podemos visualizar a un ser que sufre, e inhalando por la nariz en forma de luz negra, le retiramos todo su sufrimiento por visualización. Este sufrimiento lo traemos a nuestro corazón, donde está Cristo, La Virgen o Buda, y lo transforman en luz blanca. Podemos también pensar en Cristo muriendo en la Cruz por todos nosotros, etc. Cada uno puede buscarse sus técnicas para aumentar la Compasión.

El Amor es querer dar felicidad a todos los seres. También es querer darles las causas de la felicidad, no sólo la felicidad en ese instante. Podemos visualizar a un ser falto de Amor, y en forma de luz blanca enviarle desde nuestro corazón y saliendo por las vías respiratorias, todo lo mejor de nosotros, nuestra felicidad, nuestros buenos deseos, etc. Por supuesto, el Amor debe ser Universal, a todos los seres. Como esto es difícil de conseguir al principio, todos debemos apoyarnos en familia y amigos, en nuestro refugio de Amor, pero este Amor, tenemos la obligación de extenderlo poco a poco más y más a nuestro alrededor, hasta llegar al final del camino, a extenderlo a todos los seres.

Hay muchas más meditaciones, pero estas son la más sublimes desde mi punto de vista. Las he explicado brevemente, pero espero puedan beneficiar a alguien.

Bookmark and Share  

ECOLOGÍA Y BUDISMO


BUDISMO Y CRISTIANISMO


LA MENTE Y LA SOCIEDAD

 

 

v